DOI: https://doi.org/10.23857/fipcaec.v7i1   

 

 Crisis Económicas Globales: causas y consecuencias

 

Global Economic Crises: causes and consequences

 

Crises econômicas globais: causas e consequências

 

Héctor Santiago López Zurita II
slopez@uta.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-0604-9855
Diego Marcelo Lara Haro I
dm.lara@uta.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-8282-4032
Juan Pablo Martínez Mesías IV
jpmartinez@uta.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-2837-697X
Juan Federico Villacis Uvidia III
jf.villacis@uta.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-4431-0647
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

 

 

*  Recepción: 22/07/2022    * Aceptación: 12/08/2022   *Publicación: 13/09/2022

 

 

1.       Magíster en Economía y Administración Agrícola por la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, Economista mención en Gestión Empresarial por la Universidad Nacional de Chimborazo, Docente de Tiempo Completo de la Universidad Técnica de Ambato, adscrito a la Facultad de Contabilidad y Auditoría, Ambato, Ecuador.

2.       Master of Science in Global Technology and Development por Arizona State University, Economista por la Universidad Central del Ecuador, Magister en Costos y Gestión Financiera por la Universidad Técnica de Ambato, Profesor Titular de la Universidad Técnica de Ambato, Ambato, Ecuador.

3.       Magíster en Pequeñas y Medianas empresas mención Finanzas por la Universidad Nacional de Chimborazo, Economista mención Gestión Empresarial por la Universidad Nacional de Chimborazo, Docente Ocasional a Tiempo Completo de la Universidad Técnica de Ambato, Ambato- Ecuador.

4.       Magíster en Administración de Empresas mención Planeación por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Economista por la Universidad Técnica de Ambato, Profesor Titular de la Universidad Técnica de Ambato, Ambato, Ecuador.


Resumen

El objetivo de este artículo es analizar las crisis financieras más importantes que se han presentado a nivel mundial desde un aspecto económico y social, así como los efectos que han afectado al crecimiento y desarrollo de los diferentes países. El análisis se realizó a partir de la crisis creada por la Segunda Guerra Mundial en los años setenta hasta la crisis actual provocada por la pandemia por Covid-19, por esta razón se ha tomado de distintas fuentes datos relevantes e importantes que aportaron en gran parte a la investigación. Además, se examinaron las causas y consecuencias que afectaron a cada una de las crisis estudiadas; el aumento de los índices de pobreza en la población, los bajos niveles de empleo, la decadencia de percepción de ingresos familiares, la caída de las exportaciones de bienes y servicios, entre otros, ocasionaron que varios países entraran en una grave recesión económica, en donde los procesos de recuperación fueron mucho más desiguales y complicados para aquellos países que se encuentran en vías de desarrollo.

Palabras Claves: Crisis global; economía; desarrollo.

 

Abstract

The objective of this article is to analyze the most important financial crises that have occurred worldwide from an economic and social aspect, as well as the effects that have affected the growth and development of the different countries. The analysis was carried out from the crisis created by the Second World War in the seventies to the current crisis caused by the Covid-19 pandemic, for this reason relevant and important data has been taken from different sources that contributed in large part to the investigation. In addition, the causes and consequences that affected each of the crises studied were examined; the increase in poverty rates in the population, the low levels of employment, the decline in family income perception, the drop in exports of goods and services, among others, caused several countries to enter into a serious economic recession, in where the recovery processes were much more uneven and complicated for those countries that are developing.

Key Words: global crisis; economy; developing.

 

 

Resumo

O objetivo deste artigo é analisar as crises financeiras mais importantes que ocorreram em todo o mundo do ponto de vista econômico e social, bem como os efeitos que afetaram o crescimento e o desenvolvimento dos diferentes países. A análise foi realizada desde a crise criada pela Segunda Guerra Mundial na década de setenta até a atual crise causada pela pandemia de Covid-19, por isso dados relevantes e importantes foram retirados de diferentes fontes que contribuíram em grande parte para a investigação . Além disso, foram examinadas as causas e consequências que afetaram cada uma das crises estudadas; o aumento dos índices de pobreza da população, os baixos níveis de emprego, a queda na percepção da renda familiar, a queda nas exportações de bens e serviços, entre outros, fizeram com que vários países entrassem em grave recessão econômica, em que os processos de recuperação eram muito mais desiguais e complicados para os países em desenvolvimento.

Palavras-chave: crise mundial; economia; em desenvolvimento.

 

Introducción

El análisis de las crisis económicas globales es muy importante, debido a que la economía a nivel mundial ha experimentado varios sucesos que han generado fuertes consecuencias en la estabilidad financiera de los países en el siglo XX como en la actualidad. A pesar de que la industria tiene la capacidad de evitar que las actividades de producción caigan en una contracción significativa como la de aquel entonces, también hay que tener en cuenta que hoy en día están atravesando por una crisis muy fuerte como lo es la pandemia por Covid-19 (Giraldo, 2009).  

Los problemas económicos que presentaron los países, y que aún los están presentando en la actualidad, ha provocado que el desarrollo y crecimiento económico decaiga cada vez más. Varias economías tuvieron que adoptar nuevas políticas que les permitan salir, o por lo menos mantenerse dentro del mercado internacional, que fue uno de los más afectados por las crisis (Rapoport & Brenta, 2010).

El propósito de este artículo es investigar y analizar las diferentes crisis que se han suscitado alrededor del mundo, y que han afectado a la economía global. Por esta razón, se considera importante abordar este tema, ya que nos permite tener un conocimiento más amplio de las situaciones económicas que han presentado varios países a lo largo de todo este tiempo. Además de considerar que este análisis, nos permite conocer como los problemas económicos afectan significativamente, al avance y desarrollo de los países alrededor de todo el mundo.

 

Recesión de la década 1973-1975

Según Marx (2009) en la definición de crisis fueron contracciones momentáneas al querer solucionar las violentas permutaciones en el equilibrio generado algunas abstracciones de niveles en la crisis de 1975 en donde se realizó una fuerte contracción de relaciones sociales a la producción y a las fuerzas productivas estableciendo así una contracción en el valor de cambio y al de uso que nos va ayudar abstraer la posibilidades de una crisis un sistema mercantil , como la contradicción entre circulación  y producción en cuanto a la demanda y oferta en lo cual también la compra y venta se movilizaran sus precios  por los cual se obtendrá los niveles  de mayor concreción ,en lo cual realizara  un análisis de crisis personal.

Según Marx (2009) afirma que manifiesta un desequilibrio o equilibrio perturbado, en la cual la crisis obtuvo crisis por la desproporcionalidad, la tasa de ganancias, sobreacumulación dada así una pérdida de equilibrio. En lo cual la fase complementaria ocurrió varias contracciones en el equilibrio y desequilibrio (Schumpeter, 2002).

La gran crisis que se presentó en los años 1973-1975, la misma en su periodo de estancamiento económico que fue provocado por la Segunda Guerra Mundial que ocurrió una situación económica al mercado generada por las fluctuaciones y los ciclos económicos estableciendo un desastre en guerras y los cambios climáticos obteniendo así    una crisis económica, en donde su periodo se caracterizó por la contracción de la actividad económica que han disminuido de empleo y la baja producción de bienes y servicios (Figallo & Garcìa de Ceretto, 2003).

La gran crisis que se presentó en los años 1973-1975, la misma en su periodo de estancamiento económico que fue provocado por la Segunda Guerra Mundial que ocurrió una situación económica al mercado generada por las fluctuaciones y los ciclos económicos estableciendo un desastre en guerras y los cambios climáticos obteniendo así    una crisis económica, en donde su periodo se caracterizó por la contracción de la actividad económica que han disminuido de empleo y la baja producción de bienes y servicios (Schumpeter, 2002).

La crisis llego al punto del ciclo de pronunciación que se parece una recesión que implica una dramática permutación que estaba pasando toda una población por la rigidez y la parálisis de incertidumbre que se estableció en una flexibilidad de regulación que promueve un progreso predicho por el desarrollo lógico de la ciencia y la razón obtenidas por las leyes deterministas (Figallo & Garcìa de Ceretto, 2003).

De la misma manera en el año de 1929 a 1970 fueron los tiempos más recurrentes por las fluctuaciones del mercado financiero que se presenta en este periodo de crisis por lo cual ocurrió una anticipada caída grave en nuestra economía manifestándose como resultado un corto plazo de carácter sistemático al igual que ocasional, ya que en el inicio creciente y las últimas cuatro décadas fueron conllevadas al comportamiento de los mercados financieros tanto teórico como histórico (Stiglitz, 2010).

La Gran Depresión de la crisis económica está ocurrió en la mitad de la década de los setenta generando en el periodo del mes de noviembre de 1973-1375 con la caída acumulada de una disminución industrial de 13% y un cambio de dos años en el PIB brindado al 0.7%, en lo cual el desempleo existía en esas fechas de recesión que se incrementó al 8% (Rodrìguez, 2009).

 

Las similitudes en el tiempo

Desde la década de 1970 se presentaron razones de los incrementos de tasas de interés al igual que los saltos devaluatorios que genero un a fuerte inflación de precios que se estableció en la economía de Estadounidense a causa de una política económica de prescripción dadas por las autoridades monetarias   con el fin de ayudar a solucionar el déficit del comercio exterior y también sus cuentas fiscales (Guillermo, 2011)  .En lo cual existió una regla de conversación monetarias al quebrarse la paridad de un dólar con el oro entonces veían la forma de aceptar las políticas y economías que había propuesto las autoridades con el fin de aceptar el déficit que pudiera, generado bajas tasas de crecimiento a las naciones industriales con el financiamiento  de las cuentas corrientes (Figallo & Garcìa de Ceretto, 2003). 

                    

Recesión de los años 80

Después de la gran crisis que se presentó en los años 1973-1975, la misma que provocó una caída en la demanda y las inversiones de las exportaciones, a principios de los 80 surge otra crisis aún más fuerte, que causo una baja capacidad de pago y elevó los costos de la deuda. La inflación que surgió en el año 1979 en Estados Unidos, ocasionó que este país creara una nueva política monetarista que incremento los tipos de interés y los préstamos que tenían como moneda el dólar (Gunder, 1989). La caída de las exportaciones, hizo que la capacidad de pago de la deuda de varios países disminuyera. Esto dio inicio a una crisis de deuda para los países del tercer mundo o en vías de desarrollo, además de que Estados Unidos se convirtió en el mayor deudor, por encima de la deuda que presentaba toda América Latina en aquel periodo.

Según Flores (2020) los problemas de esta crisis ocasionaron que África, Latinoamérica y ciertas partes de Asia cayeran en una fuerte recesión económica, que se vio reflejada en los bajos niveles de empleo, consumo, producción e inversión. A partir del año 1983 los países de América Latina han aportado alrededor del 6% y 10% de todos los ingresos percibidos al extranjero. Esto provocó que la rentabilidad per cápita de todos estos países bajara en un 15% y en el continente africano alrededor de un 25%. La renta nacional de estos países fue cayendo de manera desproporcional, pero donde se notó más esta situación fue en los países más pobres, en los cuales su nivel de vida era muy decadente y empeoró más con la crisis que se presentó (Morris, 2008).

 

América Latina y la crisis de endeudamiento de los 80

A finales de los años 70, varios países latinoamericanos lograron diversificarse y alcanzar un desarrollo importante dentro del mercado. Los minerales, energéticos y materias primas llegaron a representar un gran porcentaje de las exportaciones de esta región. Pero la crisis de 1980 causo que, las exportaciones tuvieran un declive que fue disminuyendo mucho más con el tiempo. Varios países de Latinoamérica tuvieron que crear nuevas estrategias que les permitieran lograr una mayor estabilidad económica, y poder mantenerse dentro del mercado internacional (Reyes, 2018).  La deuda externa, fue uno de los factores que más resalto en las condiciones de vida que estaban teniendo en aquel momento estos países. El mercado internacional se vio beneficiado en las exportaciones, ya que el sector privado otorgo créditos que promovieran las exportaciones y facilitaran el proceso de las mismas, pero en varios países esto no tuvo gran efecto y se vio reflejado en el déficit que presento la balanza de pagos.

En el año 1982 la recesión económica que presentaban todos los países de América Latina y El Caribe fue muy significante. Esto provoco que existiera un mal manejo económico de las políticas, especialmente en las medidas que varios gobiernos adoptaron y que favorecían aún más a la deuda externa (Hidalgo, 2015). Las tasas de interés se encontraban muy elevadas y el intercambio a nivel mundial estaba bastante deteriorado. Esto ocasionó que los países tengan que buscar ciertas estrategias, que les permitan ajustarse económicamente a los cambios que se estaban presentando, con la finalidad de poder generar cambios positivos en la balanza comercial, y así poder cubrir aquellas brechas que se creaban por los problemas financieros que trajo consigo la crisis.

El PIB en Latinoamérica se paralizo entre los años 1982 y 1984, ya que las inversiones fijas en esta región se redujeron notablemente alrededor de un 5 % en relación a la producción de un año. La cuenta corriente en estos países tuvo un valor de 2.1% en los años de 1978-1981, que en comparación con años anteriores era mucho menor (Reyes, 2018).  Las inversiones tenían un declive constante, que alcanzó sus niveles mínimos en 1987, año en el cual el indicador de inversión presento una recuperación lenta, que en 1989 alcanzó un 22% dentro del valor del PIB. En consecuencia, la crisis y los diferentes procesos por los que optaron los países, para ajustarse al desbalance económico que existía, destruyeron el balance tan frágil del empleo. El desempleo y subempleo, fueron aún más fuertes por el hundimiento de los salarios reales, además esto provoco que la productividad disminuyera considerablemente. Pero aún tras todos estos problemas, varios países pudieron salir adelante, ya que lograron adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, además de que consiguieron reducir entre un 5% y 6% el déficit fiscal que presentaban (Ocampo, Stallings, Bustillo, Velloso, & Frenkel, 2014).

 

Recesión de 1991

Cuando los economistas discuten las fuentes de las funciones económicas dentro del contexto de sus modelos teóricos de la macroeconomía, normalmente lo hacen en términos de un pequeño número de perturbaciones fundamentales. Entonces, la estructura de la economía permite que estas perturbaciones se propaguen por toda la economía y con el tiempo en formas que generan el comportamiento típicamente asociado con un ciclo económico. La naturaleza conjunta tanto de los shocks iniciadores como del mecanismo de propagación varía entre las diferentes escuelas de pensamiento macroeconómico. En el caso de las propuestas de ciclo de binomio real, las perturbaciones de la capacidad productiva de la economía generalmente denominadas choques tecnológicos o, de manera más general, choques de oferta agregada son el factor iniciador, mientras que los intentos de los hogares y las empresas de responder de manera óptima a estos choques de oferta resultan en la propagación a lo largo del tiempo del impacto del choque inicial en la producción, el consumo y la inversión (Throop, Laderman, & Walsh, 1993).

El mes de Julio de 1990 marcó una gran diferencia en cuanto a los resultados que se venían obteniendo años atrás, por ejemplo, para la gran potencia económica de los Estados Unidos con un promedio anual del PIB del 33% esto cambio para inicios de la década de los 90s.

En base a varias búsquedas se cree y se le atribuye esta crisis a las políticas monetarias restrictivas que son emitidas por los diferentes bancos centrales como respuesta al manejo de la inflación y además a la preocupación con respecto a la confianza por parte de los consumidores y todo el sistema empresarial. En este mismo año, como consecuencia de las medidas tomadas y acciones emprendidas, entra en shock el precio del barril del petróleo,

La reserva federal de los EEUU es la única que podía emitir medidas que ayuden a revivir la economía, porque eran y son muchos los países en desarrollo que necesitan de una economía sólida porque dependen en gran medida del comercio, ya que es un país netamente industrializado que por lo general necesita de materias primas, y el resto de países eran quienes los dotaban de este recurso y así no arrasar al mundo entero en una gran crisis como la que se vivió en el año 1991.

Sabemos que una recesión no solo queda ahí, consigo viene una baja producción por lo tanto el tejido empresarial se ve obligado a reducir el personal con el que cuenta para sus operaciones diarias, el desempleo, que afecta a las grandes familias disminuyendo notablemente el consumo.

Para esta gran potencia mundial el empleo no agrícola disminuyó el 1 por ciento entre julio de 1990 y marzo de 1991, el período de recesión más reciente designado por el NBER. Sin embargo, el empleo siguió con una tendencia descendente durante casi un año después de la fecha de finalización de la recesión, y alcanzó su punto mínimo en febrero de 1992. Durante ese período prolongado, el empleo disminuyó a un ritmo más lento y, desde fecha oficial de inicio de la recesión al mínimo en el empleo no agrícola, la disminución totalizó 3 por ciento. La caída posterior a la fecha mínima oficial de marzo de 1991 contrasta marcadamente con la experiencia de los períodos de recuperación anteriores, cuando los puntos bajos del empleo coincidían, en promedio, con las fechas oficiales de finalización de las recesiones. El declive del empleo durante la recesión de principios de la década de 1990, ya sea desde el pico y mínimo oficial o entre los de la serie del empleo en sí, fue leve en comparación con las contracciones de 1973-75 y 1981-82, y fue, de hecho, uno de los más pequeños registrados (Gardner, 1994).

 

Recesión del año 2009

El estallido de la burbuja inmobiliaria

El mundo está lidiando con la peor desaceleración económica desde la gran Depresión. Una crisis que se originó en un segmento del mercado inmobiliario de los Estados Unidos se ha extendido rápidamente por todo el mundo, envolviendo economías avanzadas, mercados emergentes y países de bajos ingresos por igual.

La caída de los precios de la vivienda tiene un efecto importante en la riqueza de los hogares, el gasto y la morosidad en los préstamos de las instituciones financieras. Los eventos en los Estados Unidos tipifican un fenómeno global. De 2000 a 2006, los precios de la vivienda en algunas áreas se duplicaron para colapsar (FMI, 2009).

 

Aumento de las primas de riesgo de las acciones

El colapso en el mes de septiembre de Lehman Brothers envió una ola de miedo en todo el mundo a los mercados financieros. Los bancos prácticamente dejaron de prestarse entre sí. La prima de riesgo del endeudamiento interbancario aumentó considerablemente al 5%, cuando normalmente era cercano a cero.

Aunque las autoridades se apresuraron a inyectar liquidez en los mercados financieros, el daño fue hecho. La prima de riesgo de los bonos corporativos se disparó aún más a más del 6%. Los proyectos de CAPEX se archivaron, el sector empresarial prácticamente dejó de endeudarse, el crédito comercial era difícil de conseguir y, con la caída de la demanda, en particular de bienes de inversión y la fabricación de bienes duraderos como automóviles, los volúmenes de comercio se derrumbaron. El resultado es que la crisis financiera global ha visto la mayor y más pronunciada caída en la actividad económica de la era moderna. En 2009, la mayoría de las principales economías desarrolladas encontraron en una profunda recesión. Las consecuencias para el comercio mundial, tanto para los volúmenes como para el patrón del comercio ha sido espectacular (Delgado & Pozzi, 2016).

 

Un incremento en el riesgo de los hogares

Una nueva evaluación del riesgo por parte de las empresas a raíz de la crisis también se aplica a los hogares. Como los hogares a nivel mundial ven el futuro como más riesgoso, descuentan sus ingresos futuros y eso afecta sus decisiones de ahorro y gasto. Las decisiones de los hogares cambian rápidamente el ver un futuro de la economía incierto, nadie les asegura sus ingresos o su estabilidad laboral, todas las situaciones que pasaban ese momento eran muy desalentadoras para toda la población (Fondo Monetario Internacional, 2012).

 

Participación del FMI

En torno a la política macroeconómica, los formuladores de políticas no lograron tener suficientemente en cuenta los crecientes desequilibrios macroeconómicos que contribuyó a la acumulación de riesgos sistémicos en él y en los mercados de la vivienda.

La Cooperación política eficaz no se alcanzó en nivel internacional, lo que agravó los riesgos inherentes a la incapacidad de detectar vulnerabilidades crecientes y enlaces transfronterizos. Los bancos centrales se centraron principalmente en la inflación, no en los riesgos asociados con los altos precios de los activos y el aumento aprovechar. Y los supervisores financieros estaban preocupados por el sector bancario formal, no con los riesgos construyéndose en la sombra del sistema financiero (Delgado & Pozzi, 2016).

La economía global atravesó un período de fuerte inestabilidad financiera sin precedentes en 2008-2009, seguida de la peor recesión económica mundial y un colapso en el comercio en muchas décadas. Ningún país escapó el alcance de esta tormenta económica, por lo que el FMI desempeñó un importante papel de liderazgo para ayudar a los miembros a hacer frente a los desafíos inmediatos que plantea la crisis y trabajó hacia un sistema financiero mundial nuevo y fortalecido (Fondo Monetario Internacional, 2012).

El FMI destinó sus recursos hacia la satisfacción de las necesidades inmediatas de los miembros en términos de financiamiento y asesoramiento sobre las políticas. Muchos países se enfrentaron a condiciones financieras o económicas difíciles debido al fuerte aumento de los precios de los alimentos y los combustibles en 2007-2008, que afectó a muchos países de ingresos medianos y bajos a principios del año fiscal, o más tarde debido a los grandes daños generados por la propagación de la inestabilidad financiera A medida que la crisis financiera golpeó la economía real (comercio, producción y empleo) y se extendió a todos los rincones del mundo, el FMI abogó por las prioridades políticas urgentes (Fondo Monetario Internacional, 2012).

 

Crisis mundial 2020

Sectores afectados por la pandemia provocada por Covid-19

El impacto que causó a nivel general la pandemia del coronavirus y las distintas medidas que adoptaron los países con el fin de suspender las actividades y contener la propagación de este virus, provocó que la economía mundial se contraiga drásticamente en un 5.2% en el año 2020. La disminución del Producto Interno Bruto per cápita lo tuvieron que experimentar varias economías a nivel mundial, a tal punto que se la llegó a considerar una de las peores recesiones después de la Segunda Guerra Mundial. La oferta y la demanda tuvieron graves problemas, debido a que el comercio y las finanzas dentro de la actividad económica se contrajeron en el año 2020 en un 7%, además las economías que se encontraban en vías de desarrollo tuvieron una contracción del 2.5% en el mismo año, razón por la cual los ingresos per cápita disminuyeron en un 3.6% (Banco Mundial, 2020).

La mayoría de empresas han sufrido varias interrupciones en su producción, lo que ha provocado qué disminuya la demanda y giro de estas empresas. Dentro del mercado de trabajo varias empresas han tenido que enviar a sus trabajadores a realizar teletrabajo desde sus hogares, pero en ciertas economías resultó mucho más complicado, puesto que al contar con empresas micro, pequeñas y medianas su base productiva dependía de ellas. Los efectos que dejó está pandemia afectaron a muchos países, especialmente a aquellos que dependían en gran parte del comercio internacional, las exportaciones de productos o el turismo. La crisis sanitaria ocasionó que varias pequeñas y medianas empresas tuvieran que cerrar, debido a que era muy difícil mantenerse dentro del mercado. La participación laboral tuvo un descenso significativo dentro del mercado de trabajo que produjo el aumento del desempleo y la existencia de muchos problemas de desigualdad en los ingresos (Zúñiga , Restrepo , Osorio , Buendía, & Múñoz, 2020).

Los efectos que causó el covid-19 generaron perspectivas muy débiles dentro del comercio exterior. El acuerdo que se realizó entre China y Estados Unidos en el mes de enero se basó en el compromiso de que China aumentaría todas las importaciones de diferentes bienes y servicios hacia los Estados Unidos por alrededor de 77 millones de dólares en el año 2020, es decir que varios países latinoamericanos se vieron desplazados con sus exportaciones a este país por China. La caída que tuvo el precio del petróleo se vio muy marcada en la crisis sanitaria provocada por el covid-19, mismo que generó una contracción del comercio internacional en grandes volúmenes afectando la relación con sus socios comerciales. El sector turístico y hotelero fue uno de los sectores más afectados en esta pandemia, puesto que las diferentes restricciones que existieron en muchos países a nivel mundial ocasionaron que las fronteras se cerrarán afectando drásticamente a la economía de este sector. Para el año 2020 el turismo y el sector hotelero se vieron afectados entre un 60 y 80% de sus ganancias anuales, lo que puso alrededor de 120 millones de empleos en peligro (CEPAL, 2021).

Las economías avanzadas lograron levantar las medidas de restricción en el año 2021 y unos meses después todos los países que se encuentran en vías de desarrollo.  El crecimiento a nivel mundial en el año 2021 tuvo un valor del 4.2%, mientras que para las economías que son avanzadas el valor fue de 3.9% y para los países en vías de desarrollo contaron con un valor de 4.6%. La economía mundial tuvo una contracción de hasta un 8% en el año 2020, que estuvo por encima con el 1% en el año 2021, mientras que en los países en vías de desarrollo el producto per cápita disminuyó en un 5%. En Estados Unidos existió una contracción del 6.1% en el año 2020 por consecuencia de las distintas medidas que se tomaron para poder controlar la crisis sanitaria, además en España el producto interno bruto cayó en un 9.1% en el año 2020 por los consecuentes rebrotes que se presentaban, lo cual afectó gravemente a la actividad económica de este país. También en Japón existió una retracción del 6.1% en las actividades económicas por no haber tomado medidas de prevención por un tiempo más largo. El crecimiento económico que se presentó en el año 2021 no fue suficiente para que todos los países se recuperen, ya que solo alrededor de 33 países lograron recuperarse, pero no en su totalidad (Zúñiga , Restrepo , Osorio , Buendía, & Múñoz, 2020).

 

Políticas fiscales que adoptaron varios gobiernos para aplacar los efectos provocados por la pandemia 

En el año 2020 los gobiernos adoptaron diferentes políticas fiscales qué fueron una gran herramienta dentro de la política económica qué les permitió responder de una manera más adecuada ante la crisis provocada por el Covid-19.  Varios países a nivel mundial mencionaron significativos paquetes de medidas fiscales las cuales habían representado alrededor de un 4.6% dentro del Producto Interno Bruto. Todas las medidas adoptadas trajeron consigo un alza en el gasto público que llegó alcanzar un nivel muy alto en América Latina ya que aumentó en un 21.4% del Producto Interno Bruto en el año 2019, mientras que en el año 2020 alcanzó un valor de 24.7% (Banco Mundial, 2020).

Las medidas fiscales que adoptaron los gobiernos estaban más enfocadas en lograr fortalecer los distintos sistemas de salud, con la finalidad de poder apoyar a cada una de las familias por medio de transferencias de dinero, además de proteger la estructura de producción implementando medidas de liquidez, así como las garantías que los gobiernos brindaron por un valor del 2.5% del Producto Interno Bruto.  Estás medidas lograron atenuar en cierto punto los efectos que trajo la pandemia, pero existieron distintas brechas estructurales como la pobreza, la desigualdad, el espacio fiscal muy limitado, una baja productividad y cierta fragmentación en varios sistemas de protección social como de salud (CEPAL, 2021).

En el año 2021 varios países de Latinoamérica anunciaron planes fiscales actualizados para combatir esta emergencia sanitaria, qué equivalían al 2.2% del PIB. Además de que varios países de esta región habían dado a conocer la intención que tenían de impulsar la inversión pública, para que sea un instrumento que pueda reactivar la actividad económica y así poder generar más empleo, lo cual ha ocasionado que se generen más gastos públicos en varios de estos países (Zúñiga , Restrepo , Osorio , Buendía, & Múñoz, 2020).

 

Problemas que sufrió el mercado de trabajo a consecuencia de la crisis sanitaria

Los efectos que causó la crisis sanitaria dentro del mercado de trabajo fueron mucho mayores de lo que se pensó, además las pérdidas que se tuvieron en los niveles de ocupación y participación laboral fueron muy grandes, ya que los aumentos en la tasa de desocupación aumentaron. Dentro del empleo femenino el impacto fue mucho mayor en comparación con los demás grupos vulnerables. Entre el año 2019 y 2020 el nivel de ocupación presentó una reducción aproximada de 25 millones de personas, en donde 13 millones de estas fueron mujeres. Esta situación ocasionó que la tasa de desempleo femenino tuviera el 11.9%, el cual fue superior en relación al 9.3% del año 2019, por otro lado, los hombres tuvieron el 9.3% de la tasa de desempleo en el año 2020 y 6.9% en el año 2019. La tasa de participación de las mujeres llego a bajar alrededor del 51% en el año 2019 y en el año 2020 presentó una tasa de participación del 46.9%, mientras que para la tasa de participación de los hombres descendió del 74.7% al 69.6%. La reducción en la participación femenina laboral llego a presentar valores similares al año 2002 (Enríquez & Sáenz, 2021).

El primer trimestre del 2021 el nivel de personas, que se encontraban trabajando solo consiguió recuperarse 58% de todo el total de empleos que se perdieron durante la pandemia. La tasa de mercado laboral aumentó en 3.4 puntos porcentuales en el 2021, debido a que pasó de un valor de 57.7 % en 2020 a 61.1 en el 2021, además el aumento de empleo fue mucho mayor para los hombres que para las mujeres. Los distintos niveles de ocupación y las tasas de participación tuvieron un incremento muy bajo, lo que permitió poder estimar la tasa de desocupación del año 2021, está alcanzó un valor del 11% que fue mucho mayor al año 2020 que presentó un valor de 10.5%. Es decir que las distintas tasas de participación reflejan que la tasa de desocupación de las mujeres mostró un resultado decadente, porque se ubicó 3 puntos porcentuales por encima del de los hombres con 9.7% (Blake & Wadhwa, 2020).

 

Consecuencias de la pandemia por Covid-19 en la educación

En diferentes países a nivel mundial presentan más de año y medio recibiendo clases online con varios periodos interrumpidos por la crisis sanitaria. Esta situación ha ocasionado que existan repercusiones especialmente en los niños y adolescentes, debido a que varias instituciones han tenido que cerrar parcial o completamente sus centros educativos. Además, ha provocado que existan distintos problemas dentro del área de bienestar estudiantil como son los problemas de aprendizaje, el abandono escolar o la alimentación, lo cual ha generado varias brechas importantes en la educación (Naciones Unidas, 2021).

Tras la pandemia la pobreza extrema ha sido uno de los factores que ha llegado a afectar a las personas más jóvenes entre ellos están los niños y adolescentes hasta los 14 años de edad. El 51.3% de toda la población infantil ha llegado a presentar pobreza extrema, es decir que alrededor de 91 millones de ellos están padeciendo inseguridad alimentaria, distintos tipos de violencia y aumentando el trabajo infantil en muchos países (CEPAL, 2021).

 

Conclusiones

Estamos pasando un momento crítico producto de la pandemia producida por el COVID19, por ello es necesario establecer mecanismos, normas, reformas a leyes para promover el crecimiento económico, un empleo aceptable para los ciudadanos, compartir las ganancias de productividad con trabajadores, fortalecer los mecanismos de protección social y por último una igualdad de género.

 

Referencias

1.               Banco Mundial. (08 de Junio de 2020). Obtenido de https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2020/06/08/covid-19-to-plunge-global-economy-into-worst-recession-since-world-war-ii

2.               Blake, P., & Wadhwa, D. (14 de Diciembre de 2020). World Bank. Obtenido de Resumen anual 2020: El impacto de la COVID-19: https://blogs.worldbank.org/es/voices/resumen-anual-2020-el-impacto-de-la-covid-19-coronavirus-en-12-graficos

3.               CEPAL. (2021). La prolongación de la crisis sanitaria y su impacto en la salud, la economía y el desarrollo social.

4.               Delgado, C., & Pozzi, S. (15 de Septiembre de 2016). El País. Obtenido de https://elpais.com/economia/2016/09/15/actualidad/1473927113_403186.html

5.               Enríquez, A., & Sáenz, C. (2021). Primeras lecciones y desafios de la pandemia de Covid-19. México: Naciones Unidas.

6.               Figallo & Garcìa de Ceretto, B. (2003). Historia y complejidad. La historia del tiempo presente. SCIELO(41), 9-40.

7.               Flores, J. (12 de Mayo de 2020). Agenda Pública. Recuperado el 2021 de Noviembre de 25, de https://agendapublica.es/crisis-economicas-y-recuperaciones-en-america-latina/

8.               Fondo Monetario Internacional. (25 de Agosto de 2012). Fondo Monetario Internacional. Obtenido de La respuesta del FMI a la crisis mundial: https://www.imf.org/external/spanish/np/lic/2009/072909s.htm

9.               Gardner, J. (03 de Junio de 1994). The 1990-91 recession:how bad was the labor market? Miami, Florida, EEUU.

10.            Giraldo, Á. F. (2009). Enfoque para el análisis de la crisis económica global y la salud. Scielo.

11.            Guillermo, V. (2011). Las morfologías de las cinco crisis económicas de Estados Unidos, posteriores a 1970. SCIELO, 42. Obtenido de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-952X2011000200006

12.            Gunder, F. (05 de Febrero de 1989). El País. Recuperado el 24 de Noviembre de 2021, de https://elpais.com/diario/1989/02/06/economia/602722805_850215.html

13.            Hidalgo, Á. E. (13 de Diciembre de 2015). El Telégrafo. Recuperado el 28 de Noviembre de 2021, de https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/guayaquil/2/los-80-crisis-economica-y-conmocion-social

14.            Marx, K. (2009). El Capital. SCIELO, 6.

15.            Morris, H. (2008). Las Causas y las Consecuencias Económicas de la Crisis Financiera Mundial . 10-12.

16.            Naciones Unidas. (11 de Mayo de 2021). Naciones Unidas. Obtenido de 5 cosas que debes saber sobre el estado de la economía mundial: https://news.un.org/es/story/2021/05/1491882

17.            Ocampo, J., Stallings, B., Bustillo, I., Velloso, H., & Frenkel, R. (2014). La crisis latinoamericana de la deuda desde la perspectiva histórica. Santiago de Chile: CEPAL.

18.            Rapoport, M., & Brenta, N. (2010). La crisis económica mundial: ¿El desenlace de cuarenta años de inestabilidad? Scielo.

19.            Reyes, G. (24 de Agosto de 2018). Zona Económica. Recuperado el 27 de Noviembre de 2021, de Crisis de los 80: https://www.zonaeconomica.com/crisis-80

20.            Rodrìguez, J. d. (15 de 05 de 2009). ¿Recesión o Depresión. Recuperado el 02 de 12 de 2021, de https://rde.iiec.unam.mx/revistas/cero/articulos/articulo2/articulo2.pdf

21.            Schumpeter, J. (2002). Ciclos Económicos. España: Prensas Universitarias de.

22.            Stiglitz, J. (2010). Una introducción necesaria es el libro de Kindleberger. SCIELO(41), 23.

23.            Throop, A., Laderman, E., & Walsh, C. (05 de Marzo de 1993). Economic Review: Federal Reserve Bank of San Francisco. California, San Frncisco , EEUU.

24.            Zúñiga , L., Restrepo , L., Osorio , R., Buendía, J., & Múñoz, H. (2020). La Economía Global en tiempo de crisis del covid-19. Espacios, 385-386.

 

 

©2022 por los autores.  Este artículo es de acceso abierto y distribuido según los términos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) (https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).